Monty

Monty es un conejito que fue abandonado en la basura junto con su hermano Python cuando eran unos gazapos. Entre ellos no se llevaban bien y decidimos buscarles adopción por separado.

Python tuvo la suerte de irse adoptado con la familia de una conejita clienta nuestra, pero Monty tuvo que esperar un poco más para encontrar su hogar soñado. La suerte quiso que este verano se cruzaran Lilo y Moka en su camino, aunque estas conejitas ya habían venido más veces a nuestra guardería. Iniciamos el protocolo de presentaciones y todo funcionó de maravilla.

A día de hoy, podemos decir orgullosas que Monty está felizmente adoptado, y es que la espera merece la pena cuando se trata de encontrar la mejor familia posible.

¡Gracias por adoptar!

Compartir entrada:

Consulta entradas del blog